Ágatas del mundo

El nombre de "ágata", proviene del río Achates, actualmente río Dirillo, al sur de Sicilia, donde se dice que se encóntró la primera de estas piedras. Piedra dura considerada piedra de la ciencia.

Ágatas del mundo  No hay productos en esta categoría

Subcategorías

  • Ágatas naturales

    Se encuentran en rocas volcánicas y se caracterizan por presentar bandas concéntricas de colores similares, opacos y traslúcidos. El corte recuerda al de un tronco de árbol. Es una piedra dura y se considera la piedra de la ciencia. Los yacimientos más importantes se encuentran en Brasil, Uruguay, Argentina, India y Madagascar. Las ágatas de Brasil, son famosas por su buena calidad y bajo precio. Madagascar es uno de los yacimientos más grandes del mundo. El “Crazy Ágata” es también conocido como Ágata de México. Muestra remolinos girando y manchas de diversos colores como el naranja, rosa, marrón, amarillo, blanco etc. Debido a que es una piedra natural, los colores y diseños pueden variar de pieza a pieza. En la antigüedad se consideraba una piedra que eliminaba el miedo y fortalecía el espíritu, una piedra de curación en general. Las ágatas effloresce por ser muy porosas, absorben cualquier líquido, y se alteran en su textura y color incluso con el agua.

    Historia de las Ágatas Naturales 

    Al bucear en la historia de las ágatas naturales llegamos a la conclusión de que pueden considerarse un regalo que proviene de la parte más profunda de la tierra. Los volcanes expulsan el magma de la tierra, que una vez solidificado se convierte en piedra. La historia de las ágatas naturales se remite a estas rocas volcánicas, ya que se forman en su interior.

    El nombre de “ágata” procede del río Achates que fluye en la isla italiana de Sicilia. Según la historia de las ágatas naturales, fue allí donde se encontró la primera gema.

    Este regalo de la naturaleza es una mezcla de varios minerales de cuarzo. En su interior guarda la hermosura en forma de vetas concéntricas, aunque para comercializarla a veces se tiñen para obtener colores más vivos.

    Esta gema semipreciosa es apreciada en joyería. Por lo que, en la historia de las ágatas naturales, tanto su origen como su final radica en su belleza.

     

    ¿Cómo limpiar las Ágatas Naturales?

    Cuando hablamos de piedras preciosas o semipreciosas es frecuente preguntarse por su limpieza y conservación. Para saber cómo limpiar las ágatas naturales hay que tener en cuenta unas premisas muy básicas. En principio no deben usarse disolventes, bicarbonatos o limpiametales líquidos.

    Si se nos plantea la duda de cómo limpiar las ágatas naturales, lo más recomendable es optar por el método menos abrasivo. El agua por sí sola  garantiza su mantenimiento. Pero es necesario insistir en un punto: jamás deben sumergirse en cualquier tipo de solución, jabonosa o no. Como prevención, la limpieza se realizará suavemente con un paño fino.

    Algunas personas se plantean cómo limpiar las ágatas naturales desde un punto de vista energético. La sal es un elemento purificador por excelencia. Aquí es necesario insistir de nuevo en que no es recomendable sumergir la piedra en una solución salina. Se depositará simplemente en un plato con un poco de sal.

     

    Ventajas de las Ágatas Naturales

    Las ventajas de las ágatas naturales es indudable desde el punto de vista estético. La variedad de sus colores y su tacto suave la convierten en una joya artesanal única. Cada piedra posee su propio brillo y sus peculiares matices. De hecho, una de las ventajas de las ágatas naturales es que cada una de ellas es un tesoro en sí misma.

    Las ágatas están presentes en nuestra tienda online en múltiples colores, veteadas con líneas diseñadas por la naturaleza. Al combinarlas entre sí creas piezas personales ya que no habrá dos obras artesanales iguales. Esta es una de las ventajas de las ágatas naturales: su exclusividad.

    En nuestra tienda de abalorios también te ofrecemos colgantes de formas variadas. Son el complemento perfecto para lucirlos con una cadena o un hilo de seda.

    Las ventajas de las ágatas naturales también traspasan al lado energético. Hay quien les atribuye múltiples propiedades: desde la calma a la fuerza.

  • Ágatas tibetanas

    La “dzi” es una piedra con misteriosos orígenes, que apareció por primera vez en el antiguo Tibet, entre los años 2000 y 1000 a.c. Los primeros ejemplares, introducidos en Tíbet por los soldados que regresaban de Persia, presentaban una serie de decoración lineal y circular sobre una base oblongo en Agata. Representaban la externa habilidad de incisiones y decoraciones de los artesanos persas, técnicas que ahora se pierden y no se imitan. Aunque el origen de las "dzi" todavía parece incierto son conocidas en todo el mundo como las “piedras tibetanas”. Han sido encontradas en primer lugar en el Tíbet, y luego se extendió a lo largo de la región de Asia (del Butan al Ladhak hasta Sikkim). La “dzi” es un potente amuleto de protección, formado por una única pieza de Agata (por lo general marrón, roja o negra) en la que estaban grabadas adornos circulares, lineales, de onda, cuadrado blanco o marfil, a raíz de una razón específica simbólica. La forma, la decoración y los mismos colores de la piedra, pueden variar enormemente una pieza de la otra. En la cultura tibetana las “dzi” se creía que era una bendición, un símbolo de gran prestigio y un amuleto muy potente. No solo se usaban como colgantes o pulseras en su protección de la persona, sino que en la antigua y más tradicional medicina tibetana las “dzi” fueron aplastadas y el polvo utilizado como un ungüento o bebidas diluidas con poderes curativos especiales. Para que el poder protector de la “dzi” se mantenga innato la piedra debe pasar de mano a mano como regalo.

    Historia de las Ágatas Tibetanas

    La historia de las ágatas tibetanas es tan misteriosa como las propiedades que se atribuyen a este preciado amuleto. Parece como si las líneas sinuosas o zigzagueantes de sus diseños quisieran distraernos y apartarnos del camino que nos lleve a conocer su verdadera historia.

    La leyenda más común que circula entre la historia de las ágatas tibetanas es que estas piedras Dzi hicieron su aparición entre los años 2000 y 1000 antes de Cristo en la antigua India. Tras una batalla sangrienta, los guerreros que regresaban de Persia las introdujeron en el Tíbet.

    Pese a que el origen de la historia de las ágatas tibetanas sigue siendo incierto, los tibetanos los consideran gemas hereditarias y se transmiten a lo largo de generaciones en la población rural del Tíbet, Bhután, Nepal, Ladakh, Sikkim y Mongolia.

    Lo que sí es innegable es que la fascinación por la belleza y el componente mágico de estas “Piedras Divinas” nos ha conquistado en occidente.

     

    ¿Cómo limpiar las Ágatas Tibetanas?

    El ágata es la base de este tipo de abalorio, aunque estén decoradas con motivos geométricos. Y, al ser una piedra, hay que tener en cuenta su dureza y porosidad cuando nos planteamos cómo limpiar las ágatas tibetanas. Siempre que hablamos de cuidado y conservación de piedras semipreciosas hay que poner un esmero especial. La elección del producto inadecuado puede producir un deterioro físico del material.

    Por lo tanto, cuando nos cuestionemos cómo limpiar las ágatas tibetanas debemos desechar todo tipo de sustancias químicas o líquidos abrasivos. Tampoco es aconsejable utilizar jabones o sumergirlas en agua.

    Provienen de la naturaleza y, por lo tanto, su cuidado también debe ser natural. Un paño fino humedecido con agua es la mejor elección si nos preguntamos cómo limpiar las ágatas tibetanas.

    Para profundizar aún más en su cuidado, te recomendamos que las guardes envueltas en telas suaves para evitar que se rayen.

     

    Ventajas de los abalorios de Ágatas Tibetanas

    Una de las ventajas de los abalorios de ágatas tibetanas es indudablemente su toque étnico. Los símbolos decorativos que se realizan en el ágata engloban círculos, óvalos, cuadrados, zigzags, líneas, puntos… La gran diversidad de elementos geométricos entre los que puedes elegir es otra de las ventajas de los abalorios de ágatas tibetanas.

    Los colores que priman en este tipo de piedras son el marrón, el negro y el blanco marfil. Colores básicos y eternos que puedes encontrar en nuestra tienda online. Así como eternas o y antiquísimas son las ventajas de los abalorios de ágatas tibetanas. Desde la antigüedad, las piedras de Dzi son consideradas un potente amuleto. Un talismán que protege contra la desgracia y que atrae la suerte, la felicidad y la riqueza.

    En nuestra tienda de abalorios ponemos a tu disposición las misteriosas piedras de Dzi, para que seas tú quien valore las ventajas de los abalorios de ágatas tibetanas.

Categorías

Boletín de noticias

¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar enterad@ de todo!

Ver boletines anteriores